Tratamiento del Lenguaje Oral

 

Tratamiento del Lenguaje Oral

Tratamos las siguientes patologías relacionadas con el lenguaje oral: Dislalias (dificultades de articulación), Disfemia (tartamudez), Retraso del lenguajeMutismo selectivoDisfasia.

Patologías

Las dislalias son alteraciones de algún fonema ya sea por la ausencia o por la alteración de alguno de los sonidos o silabas del habla o por la sustitución por otros de una forma improcedente, en niños que no presentan patologías en el sistema nervioso central ni en los órganos fonoariculares.

Un ejemplo de lo que mencionamos es «lota» por «pelota» o «cuca» por «coche».

Estas alteraciones duran más allá de los cuatro años, todo lo que pueda parecérsele antes de esta edad es frecuente y por tanto no deberemos preocuparnos.

Dentro de las dislalias podemos encontrar diversos tipos, aunque lo lógico es que vuestro hijo simplemente realice un uso inadecuado de los órganos de la articulación, sin existir causas orgánicas que lo originen.

Aun así, los tipos son los siguientes:

  • Disartria. Se da cuando existe una lesión del sistema nervioso, es el habla típica de una persona con parálisis cerebral.
  • Disglosia. Se trata de una lesión en los órganos del habla. Dependiendo del órgano afectado la catalogaremos en labial, dental, lingual, palatal o maxilar.

Lo que coloquial mente conocemos como tartamudez, se denomina disfemia y se caracteriza por la repetición o por bloqueos repetidos en el discurso.

La podemos clasificar según el tipo de bloqueos como “crónica” o como “tónica”, aunque también podemos encontrarla mixta.

Suele presentar síntomas asociados de distinta índole:

  • Lingüístico. Como consecuencia de determinados sonidos que le cuestan, les provoca tics, sudoración, enrojecimiento, palidez… etc
  • Conductual. Retraimiento, agresividad, logofobia… etc

Como puedes imaginar, es común que entre los dos y los cinco años existan cortes verbales y bloqueos silábicos, pero si esto se alarga hasta los cinco años, deberíamos estar atentos, puesto que ya debería ir evolucionando hacia un habla normal.

Esta otra alteración se caracteriza por una limitación en el vocabulario y una estructuración lingüística muy pobre, con grases mal estructuradas o muy cortas. Además, pueden darse trastornos fonológicos como las dislalias y habilidades de conversación pobres.

El inicio de esto se da desde bien pronto, con las primeras palabras a los 18 meses empezaría el desarrollo del lenguaje y se verá retrasado llegando a afectar el aprendizaje de lecto-escritura.

Etiológicamente no está muy claro, se produce sin que exista déficit alguno a nivel intelectual, auditivo o conductual de ninguna clase.
Se considera que pueden influir en su aparición o mantenimiento ciertos factores como la falta de estimulación lingüística, bilingüismo mal estructurado, falta de estimulación afectiva… etc

Consiste en el rechazo a la capacidad de hablar en determinadas o en todas las situaciones sociales. 

Decimos rechazo puesto que el niño posee la plena capacidad de hablar y comprender el lenguaje hablado a su alrededor. 

Los niños que padecen disfasia acostumbran a mostrar dificultades de comprensión y expresión del lenguaje. Adquieren el lenguanje tarde, pero además de una forma incorrecta en lo que a fonética se refiere.

La disfasia o también llamado trastorno específico del lenguaje se define como una alteración en el desarrollo del lenguaje que se da sin verse afectados los demás factores evolutivos.

Se manifiesta desde el inicio del desarrollo del lenguaje ya que aparece con retraso y afectará a la persona de una forma duradera. 

Se considera como una dificultad innata de la persona, y como es lógico no solo afectará a las mencionadas dificultades del lenguaje, sino que afecta directamente a sus capacidades sociales, a su forma de relacionarse, a su atención e incluso a su comportamiento.