Consejos para fomentar la lectura en los niños. En vuestros hijos.

Lectura

La lectura tiene sin duda un sinfín de beneficios para todos, pero para los niños aun más.

Beneficios de la lecturaNosotras siempre recomendamos, tanto a pacientes, amigos como gente que nos pregunta por redes sociales o por correo, que es muy importante coger un hábito de lectura, ya hablemos de un niño o de un adulto. Esto, tienes que tener en cuenta que se cultiva desde edades muy tempranas y la mejor forma y el primero y último de los consejos que os daría es que se logara dando ejemplo.

Ten en cuenta que leer potencia su imaginación, les aporta vocabulario y les ayuda a aprender mientras se divierten solos, sin necesidad de que estemos encima de ellos, favoreciendo, por tanto, su capacidad de concentración.

Para desarrollar el interés de los más pequeños de la casa por leer y de paso poco a poco revertir la situación actual en nuestro país, (que es, que un 35% de toda la sociedad no lee absolutamente nada), lo mejor es enseñarles por medio del ejemplo como he dicho arriba, pero además puede beneficiar mucho que les ofrezcamos lecturas adecuadas para sus edades, lecturas no demasiado densas, lecturas modernas y sobre todo que elijan ellos. De este modo es más sencillo fomentar el gusto por la lectura.

Enumeremos algunos otros consejos que os damos para logara un saludable hábito de leer:

  • La mencionada antes “libertad a la hora de elegir un libro”.

Es importante que acierte o se equivoque, pero que lo haga él o ella, porque de este modo sabrá que es lo que le gusta leer de verdad y no lo sentirá como una obligación.

Si le gusta leer novelas gráficas, estupendo, si prefiere grandes novelas increíbles como Harry Potter, también fantástico… deja que sea él mismo quien vaya creando su perfil.

  • No imponer la lectura.

Debemos ser asertivos y entender que si ponemos un horario en el que obligamos a nuestro hijo o hija a leer cada día, lo que estamos haciendo es que lo vea como una obligación (porque no le está eligiendo) o incluso como un castigo y no como lo que debe ser, un pasatiempo que le guste, le divierta y le distraiga (lejos de las pantallas).

Ayúdale a entender la lectura como un juego. Esto es complicado porque los libros siempre han estado relacionados al cole y por tanto les causa un poco de rechazo, pero si conseguimos enseñarles que no es lo mismo un libro de mates o de sociales que un libro que él o ella elija y que le guste, que le haga imaginar un mundo diferente, o meterse en una historia chula… podremos ayudarle a coger el hábito de lectura que tanto le beneficiará a la larga.

  • Leer en espacios creativos.

Si seguimos con la idea de ayudarles a entender la lectura como un juego, la forma de lograr verlo como algo divertido puede ser proponer sitios de lectura que no sean los que se utilizan para hacer los deberes, leer

Leer antes de dormir tiene muchísimos beneficios y nos relaja.

las lecturas que le mandan desde la escuela, etc… Al igual que jugamos fuera, o en el salón, o el la terraza, debemos buscar la forma de hacer más divertido el momento de lectura saliendo o buscando algo que lo haga diferente. Piensa que los niños aprenden por medio del juego de una forma más rápida que por imposición.

Por ejemplo, podrías incluso imaginar conjuntamente la historia y si hace falta, hacer con sabanas una tienda de campaña… etc.

Lo ideal de esto es fomentar el disfrute, podemos leer en grupo, leer en voz alta o inventarnos una forma de leer uniéndonos todos, dibujando lo que imaginamos mientras leemos o lee otro. Lo que haga falta para terminar eliminando la idea de que la lectura es un ejercicio solitario y aburrido.

  • Establecer una rutina diaria.

Como he dicho antes, la rutina o habito es lo más importante. Un momento interesante para leer y así alejarnos todos de las pantallas es un rato antes de dormir, que además de los beneficios de la propia lectura, le permite ir relajándose poco a poco y favoreciendo el descanso. Que es algo que cada vez más, se está convirtiendo en un problema.

  • Interesarse por la lectura.

Un forma de que a le interese es dejarle claro que a nosotros también nos interesa, pedirle que nos cuente de que va, o que opina, pedirle el libro o cuento o comic cuando lo termine para leerlo nosotros… En definitiva, ser proactivos con los títulos que a ellos sí les han gustado.

 

Fuente de la idea

Más artículos

Laura Dorta

  • Experta en Psiquiatría del Niño y del Adolescente

  • Máster en Psicología General Sanitaria

  • Graduado en Psicología

  • Diplomado en Logopedia

Lucila Valerón

  • DIPLOMADA EN LOGOPEDIA POR LA UNVERSIDAD DE LA LAGUNA

  • POSGRADO EN TRASTORNOS DEL LENGUAJE ESCRITO. DISLEXIA

  • POSGRADO DE ESPECIALIZACIÓNEN TERAPIA MIOFUNCIONAL.

  • POSGRADO EN TÉCNICA VOCAL.