El bullying (Parte I)

¿Cómo detectar el bullying?

Para detectar una situación de bullying, lo primero que debemos saber es de que se trata.
¿Qué es? Pues se trata de un conjunto de conductas violentas de uno o varios niñ@s hacia otro (ya sea violencia verbal, físico, psicológico…etc)

Pero claro, todos hemos oído eso de ¡Son solo cosas de niños!
¿Dónde está la frontera entre las llamadas “cosa de niños” y realmente un acoso? La frontera esta muy bien delimitada por 3 características.

el bullyingLa primera de ellas es que se trata de una situación prolongado a lo largo del tiempo, ya que si es un hecho aislado, no podemos considerarlo acoso, pero si hay continuidad, puede serlo. Otra de las características por las que podemos detectar el acoso es el desequilibrio de poder, no nos referimos a que el acosado sea uno y los acosadores muchos, que puede ser, pero nos referimos a que la victima está en inferioridad de condiciones, porque el acosador siempre intenta quedar por encima, ya sea a nivel físico o a nivel psicológico. Algo favorable para el acosador, puesto que la víctima cada vez suele retraerse más y por tanto deja de actuar y este desequilibrio se acentúa.
Y por último, la tercera característica sería la llamada ley del silencio… nadie dice nada.

Por tanto, teniendo en cuenta estas características, para poder distinguir entre una pelea de colegio o una situación de acoso escolar, debemos realizar una investigación o recogida de información por parte de los adultos. En definitiva, los adultos debemos estar atentos y preguntar y apoyarnos en los observadores.

¿Cómo lo detectamos desde casa?

Los indicios para saber si mi hijo o hija está sufriendo acoso escolar, va a depender, primero de la edad. Si es menor de 10 años, lo normal es que tenga una repercusión más física, ya sea fingiendo que están malos, que no quieren ir al cole por cualquier excusa, o incluso dándose episodios de enuresis o encopresis dados por los nervios que sufren.
Otra característica muy común en estos niños es que no quieren juntarse con los otros niños, no quieren ir a cumpleaños, prefieren estar en entornos conocidos… etc

Mientras que en los adolescentes, las características por las que podríamos detectar esta situación son completamente diferentes. Tienen sobre todo cambios bruscos de humor (enfados , iras, tristeza, rabia…). Pero también se da un alto grado de absentismo escolar. Suelen faltar en las primeras horas porque por la mañana prefieren llegar tarde antes que encontrarse con sus acosadores o a las horas de cerca del descanso o recreo entre clases, horas en las que prefieren irse antes, por la misma razón, prefieren ahorrarse el tener que estar con ellos.

Además, como ocurría con los niños, se recluyen, no suelen ser muy sociables y por tanto, no tienen demasiados amigos. ¿Hay que ir al Psicólogo si tu hijo sufre Bullying o ciberbullying?
Pero a esto, a los adolescentes le añadimos que fuera de clase o del colegio o instituto, ahora también siguen sufriendo acoso, por lo que conocemos como ciberbullying, es algo que prolonga la situación de angustia.

El papel de los padres en niños acosados o acosadores es estar atentos y apoyar y dejar claro que sí hay una solución y si pueden ayudarle, desde el colegio, desde casa y desde donde haga falta.

Y como padres de un acosador, debemos, si nos damos cuenta de avisar al colegio para entre todos para la situación. Pero sobre todo, debemos dar ejemplo en casa.

Si quieres contactar con nosotros puedes hacerlo pinchando sobre el enlace o siguiéndonos y escribiendo por medio de Instagram. Si lo que quieres es seguir leyendo sobre temas de interés relacionados con tus hijos.

Más artículos

Laura Dorta

  • Experta en Psiquiatría del Niño y del Adolescente

  • Máster en Psicología General Sanitaria

  • Graduado en Psicología

  • Diplomado en Logopedia

Lucila Valerón

  • DIPLOMADA EN LOGOPEDIA POR LA UNVERSIDAD DE LA LAGUNA

  • POSGRADO EN TRASTORNOS DEL LENGUAJE ESCRITO. DISLEXIA

  • POSGRADO DE ESPECIALIZACIÓNEN TERAPIA MIOFUNCIONAL.

  • POSGRADO EN TÉCNICA VOCAL.